Durante el día de hoy el 1% de tus reservas se donará contra el cáncer de mama
Puertas de la ciudad de Múnich

Puertas de la ciudad de Múnich

Karlstor, Isartor y Sendlinger Tor son las tres puertas que aún se conservan de la antigua muralla de la ciudad de Múnich.

Durante la Edad Media Múnich estaba protegida por una muralla, pero la continua expansión de la ciudad provocó que en el siglo XVIII tuviera que ser demolida. Durante su periodo fortificado la ciudad contaba con cuatro puertas de acceso, de las que en la actualidad se conservan tres.

Karlstor

Originalmente conocida como Neuhauser Tor y renombrada en 1797 tras la construcción de la plaza Karlsplatz, la puerta Karlstor contaba originalmente con tres torres.

La explosión de la pólvora que se almacenaba en el lugar provocó que la torre del centro fuera demolida y la puerta fue reconstruida con un aspecto neogótico. Debido a su ubicación es una de las más conocidas de la ciudad.

Isartor

Construida en 1337 en la zona oriental de Múnich para ofrecer acceso a la ciudad a través de la muralla medieval, la Puerta de Isartor adquirió el nombre del río Isar debido a su cercanía con este.

En 1833 la puerta fue restaurada y durante la Segunda Guerra Mundial quedó seriamente dañada, pero fue reconstruida para conservar su aspecto original y aún conserva hermosos frescos de esta época, además de ser la única puerta de la ciudad que conserva su torre original.

En una de las torres se encuentra el museo dedicado al humorista Karl Valentin, aunque para los que no le conocen no tiene demasiada gracia.

Sendlinger Tor

Localizada en el extremo sur del casco antiguo de Múnich, Sendlinger Tor es la más antigua de las torres de la ciudad. Fue construida en 1318 como entrada para los mercaderes que viajaban a Italia.

La puerta está flanqueada por dos torres medievales y cuenta con un arco de gran tamaño para permitir la circulación a los coches y dos de menor tamaño para los peatones.